¿Por qué no se incrementa la productividad con dosis innovadoras?

— Sin duda se debe a los miedos

Los miedos son producto de la materialización en nuestra persona de la inseguridad que nos produce la falta de preparación y de habilidades tanto personales como profesionales.

Equivocarse es humano. Y digo más: ¡es obligatorio equivocarse responsablemente!

Parece evidente que sólo se equivoca aquel que realiza alguna actividad o toma alguna decisión innovadora buscando responsablemente —insisto— el valor de la excelencia.

¿Quién debería considerarse apto para realizar actividades con dosis innovadoras?

La innovación se subsume exclusivamente en aquellas personas seguras de sí mismas. Aquellos que cuentan con la formación suficiente como para desafiar al status quo. Es decir, quienes se planteen y pretendan dar un paso más hacia la consecución de la EXCELENCIA.

Anuncios