Pensamientos…

Hasta mis propios allegados me afean el hecho de ser tan negativo, seguramente lo que quieren decir es que no sea tan crítico.

Lo que ellos promulgan es que me deje llevar por los cambios sociales, es decir, como si los cambios sociales se produjeran por arte de magia.

¡Pues no!, los cambios los realizamos entre todos, unos cambios se producen por acción directa y, otros cambios se producen por acción indirecta, es decir, sin saber sus consecuencias como es el caso. Por ejemplo, ¿Qué está pasando con el verbo “oír”?, ¿Quién permite que por acción indirecta (incultura) desaparezca?

  • No te oigo (correcto)
  • No te escucho (incorrecto) a no ser que seas un maleducado, o estés enfadado con la persona que te habla y no quieras escucharla.

 

Ya no diremos… “¡escúchame por favor!”, o “¿me oyes bien?”

 

Estos cambios en la lengua cervantina, y sin permiso alguno lo realizan personas que tienen en sus manos la educación complementaria para el pueblo, ya que poseen un micrófono en su poder y, ejercen sobre los oyentes o televidentes una influencia muy importante como medio de comunicación.

Por lo tanto, los poderes públicos deberían tomar cartas en el asunto, éstos, tienen el mandato supremo de velar por todo aquello que puedan causar en la ciudadanía un mal endémico. Nos encontramos en un momento socio-cultural muy peligroso, el nivel cultural es muy bajo, los agentes que mueven el mercado lo que quieren es vender, y el cliente objetivo es el que es, por lo tanto, se debe prestar muchísima atención a l0as consecuencias que puede acarrear la inacción en estos acontecimientos.

La prueba de todo esto que digo lo tenemos en los medios de comunicación a través de la programación diaria, por ejemplo, la cantidad de tertulias, la calidad de los tertulianos que rellenan estas tertulias.

Cuando se profesionalizan cosas que no se deben profesionalizar, como por ejemplo; los tertulianos, ocurre lo que ocurre. Los tertulianos deberían ser expertos en los asuntos que se tratan, porque ya se sabe, “aprendiz de mucho, maestro de nada”.

Otra cosa que no se debería profesionalizar es la política, ya que en la política no se trabaja, no se aprende, solo se aplica, y pregunto; ¿Que puede aplicar alguien que no tiene experiencia en nada?

¿Qué es la experiencia en política? Para entrar en política se debería estar en posesión de un bagaje importante en los menesteres sociales, culturales, empresariales, económicos, etc., y no solo de dirección política, más aún, cuando tampoco se tiene experiencia en esto último, sobre todo en este último periodo de la historia. En este último periodo histórico no existe “pensamiento intelectual” en las universidades, lo que existe es “oportunismo del pensamiento” basado en la teoría del sin esfuerzo intentando llegar cuanto antes allí sin importar la formula que se asuma. Estamos en un momento social muy peligroso, se está invitando a que participen en una competición de élite, a grupos que nunca se les ha preparado para ello.

Por lo tanto, el axioma de “cuanto peor mejor” se da en todos sus extremos. La ideología socio-política que ha pergeñado esta situación ha hecho sus deberes muy bien, y nadie ha querido darse cuenta de la estrategia, todos lo veían venir, pero nadie ha hecho nada por evitarlo. Lo único en lo que han centrado sus esfuerzos es en forrarse cuanto antes, porque como decían antes “ya verás cuando vengan los míos…” y estos míos, al final han llegado desde lugares remotos…

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s